MUSEOS

MUSEOS

Thermalia

Thermalia, Museo de Caldes de Montbui, tiene como objetivo básico, ser la herramienta de difusión del patrimonio histórico y artístico de Caldes de Montbui. En este sentido Thermalia presenta una muestra del ayer y del hoy de la ciudad a través de sus personajes, de sus monumentos y de sus tradiciones que la han configurado, ofreciendo una diversidad que permite comprender la realidad del pueblo de Caldes actual.

Arte, história y termalismo. Estos son los parámetros básicos con los cuales Thermalia introduce al público dentro del sentir cultural de la población.

Cumpliendo con su misión divulgadora, Thermalia concentra diversos servicios de museo, entre los cuales destaca la oferta pedagógica donde figuran visitas comentadas y talleres didácticos de arte, história o termalismo, los ciclos de colóquios y conferencias y la tienda del museo.

Debajo de la denominación de Thermalia Museo de Caldes de Montbui engloba diversos edificios que resumen los hechos históricos básicos que han configurado la población: Unas termas romanas, una capilla románica, un edificio gótico civil y una casa pairal del siglo XVIII, encontrándose agrupadas en tres sitios diferenciados.

La sede central de Thermalia

La sede central de Thermalia corresponde a un edificio gótico de finales del siglo XIV conocido como el Antiguo Hospital de Santa Susanna, el cual se incorpora a la antigua capilla románica del mismo nombre, consagrada en 1043. El conjunto de edificios fueron restaurados y reinaugurados como museo en el año 1992, y en sus salas de exposición permanentes se puede gozar de las más importante muestra pública del genial Manolo Hugué que vivio algunos años en esta poblacion, además de una destacada colección de cerámica y pintura de su amigo Picasso. Thermalia también dispone de espacios dedicados a exposiciones temporales y semipermanentes y incluye un importante archivo histórico con documentación del siglo X.

La Casa Delger

Cal Delger es una casa museo que la familia Delger cedió al Ayuntamiento de Caldes de Montbui en el año 1959. Conserva los objetos y mobiliario propios de una casa pairal de la burguesía rural, desde obras de arte a una destacada biblioteca, en un contexto que permite revivir la vida cotidiana de una FAMILIA de clase media des del siglo XVII hasta el principio del siglo XX. Su visita implica un recorrido nostálgico por una forma de vida lejana a la estándar actual.

VOLVER A LA PAGINA INICIO